Entradas

En el nombre sea de Dios.- ¿Capuchinos, café o frailes?

Por fray Patiño Hace unos días me tocó contestar el teléfono en el convento. Me pasó algo inesperado. En cuanto saludé “Capuchinos buenas tardes”, me contestaron que querían dos. ¿Cómo? Dije, ¿dos qué? El señor al otro lado…