Entradas

, ,

FIESTA PATRONAL NOVICIADO , SAN FIDEL DE SIGMARINGA

Por Fray Fernando Trujillo El pasado 12 de Mayo, nuestros hermanos de la fraternidad de San Fidel de Sigmaringa, en el convento de Tres Ojitos, tuvieron su tradicional Kermes con motivo de las festividades de su Santo Patrono. La celebración…
, , , , ,

Peregrinación al Cerro del Cubilete 2019

Escrito por: Fray Daniel Iván Pérez Rico Ofmcap. La peregrinación al llamado cerro del cubilete en el municipio de Silao en el Estado de Guanajuato, fue una experiencia de gracia para nosotros como frailes capuchinos, al participar de…
,

Deo gratias ¡Muchas Gracias Fray Miguel por todo el tiempo que estuviste con nosotros!

Con profunda gratitud dimos gracias a Dios por la vida, vocación y servicio de nuestro hermano misionero fray Miguel Ronayne en tierras mexicanas, que durante veinte años aproximadamente estuvo sirviendo al pueblo de Dios en la sierra de…
,

Tres nuevos aspirantes a nuestra forma de vida

Por: fray José Leyva Nuestra Custodia del Norte de México se alegra por el ingreso de tres nuevos hermanos que aspiran consagrarse a Dios, a través de nuestra forma de vida como franciscanos capuchinos. Ellos comenzaron su formación…
,

Campamento Juvenil Capuchino - Septiembre 2018

Te esperamos en el Convento San Pío de Pietrelcina, en Juárez, Nuevo León.

Primera profesión de los frailes Francisco, Joanni y Pablo

Por: fray José Leyva Los hermanos Francisco Jesús Estrada Esparza, Pablo Ventura Valdés y Joanni de Jesús García Vega concluyeron su año de noviciado e hicieron su primera profesión religiosa como frailes menores capuchinos. Después…

¿Qué es un hermano religioso?

Fray Elmig Soto, capuchino puertorriqueño, nos comparte su experiencia como hermano capuchino en la Orden, una vocación muy especial dentro de la vida religiosa, la vida como consagrado no sacerdote. Saludos desde México-Norte.

En el nombre sea de Dios.- ¿Capuchinos, café o frailes?

Por fray Patiño Hace unos días me tocó contestar el teléfono en el convento. Me pasó algo inesperado. En cuanto saludé “Capuchinos buenas tardes”, me contestaron que querían dos. ¿Cómo? Dije, ¿dos qué? El señor al otro lado…